Menú Cerrar

INFORME DE FRAGILIDAD LABORAL

Llamamos fragilidad laboral a la distancia entre las condiciones deseables de la dinámica del mercado de trabajo y aquellas efectivamente vigentes, asumiendo que existiría un “modo ideal” de funcionamiento.

En ese sentido, el Índice de Fragilidad Laboral (IFL) describe la situación y evolución del mercado de trabajo argentino en los últimos años a partir de la medición cuantitativa del grado de fragilidad.

El IFL surge como un indicador compuesto y multidimensional que sintetiza tres dimensiones o sub-fragilidades: a) déficit de empleo (DE), definido como el grado de escasez de puestos de trabajo; b) precariedad laboral (P), entendida como la calidad de la estructura de puestos de trabajo disponibles; y c) pobreza e ingresos (PeI), que mide el poder de compra de los ingresos familiares en relación con la línea de pobreza (y su distribución).